Ciclos (CCL) - Approaching the elephant - | Tabakalera - Donostia / San Sebastián

Approaching the elephant

Approaching the elephant

Approaching the elephant, Amanda Rose, EUA, 2014, 89 min. 

¿Es posible otro modelo de escuela? ¿Es posible la utopía educativa? Documental sobre el año inaugural de la escuela libre Teddy McArdle, donde las clases son voluntarias y los adultos y adolescentes votan en igualdad de condiciones las reglas para todos. 

 

APPROACHING THE ELEPHANT

La película comienza con una nota que recuerda el nacimiento de las escuelas libres en la Barcelona anarquista de 1901. Y es que hubo un tiempo en el que las llamadas “escuelas modernas” trataron de cambiarlo todo: enseñanza científica y racional, mixta, secular, no coercitiva y centrada en el objetivo de crear una nueva clase obrera.

La directora Amanda Rose registra el año inaugural de la escuela libre número 262, la llamada McArdle Free School de Nueva Jersey, y entrega un ejercicio de cine directo puro:  observación de los espacios y personajes que conforman este particular universo donde todo sucede por primera vez: la vida de los alumnos Jiovanni y Lucy, los juegos, las asambleas donde se vota a mano alzada, el caos, las reglas, las nuevas reglas, las dudas y certezas del director Alex, el conflicto entre libertad y disciplina... Y la pregunta central que lo atraviesa todo: ¿Cómo educar?  ¿Cómo educarnos?

Cuenta la directora que el título procede de un relato de J.D. Salinger, donde el protagonista, un niño superdotado llamado Teddy McArdle, explica a un periodista la manera en que cambiaría el sistema educativo: se trata precisamente de no tener ideas preconcebidas de las cosas. De aprender de nuevo. De re-apreder:

 

“(...) Creo que primero reuniría a todos los niños y les enseñaría a meditar. Trataría de enseñarles a descubrir quiénes son, y no simplemente cómo se llaman y todas esas cosas… Pero antes, todavía, creo que les haría olvidar todo lo que les han dicho sus padres y todos los demás. Quiero decir, aunque los padres les hubieran dicho que un elefante es grande, yo les sacaría eso de la cabeza. Un elefante es grande solo cuando está al lado de otra cosa, un perro, o una señora, por ejemplo -Teddy recapacitó durante otro instante-. Ni siquiera les diría que un elefante tiene trompa. Como mucho, les mostraría un elefante, si tuviera uno a mano, pero les dejaría ir hacia el elefante sabiendo tanto de él como el elefante de ellos (…)”.

 

Amanda Rose pasó casi dos años grabando material en este centro educativo de Nueva Jersey, “acercándose al elefante”; y lo observado tiene algo de salvaje, algo de primitivo, algo de originario: una escuela a punto de convertirse en otra cosa; unos alumnos tomando conciencia por primera vez de lo que es el mundo. Y todo mientras el día a día avanza frente a la cámara: las clases, los recreos, la excursión al campo, la fiesta de fin de curso con sus actuaciones de gimnasia, de teatro, de danza, la construcción de una caseta, las carreras en patines, las peleas, las risas, las lágrimas, el verano, el nuevo curso... La directora cita como influencia al director de cine documental americano Frederick Wiseman, maestro del cine observacional. Y es evidente que la escuela cinematográfica de “registrar todo lo que sucede frente a la cámara” es una de las máximas que ha seguido la directora. Pero es mucho más interesante, por inesperada, la otra influencia que cita Amanda Rose: Cassavetes. Sí, John Cassavettes. Y es cierto, pues estamos también ante una película de primeros planos, de rostros, de cuerpos, de personajes hablándose muy cerca, de conflictos mirándose a los ojos y de pequeños y grandes dramas sucediendo frente a la cámara, muy cerca.

Terminamos esta introducción con un recuerdo a las escuelas libres que ideó a comienzos del siglo XX el pedagogo y librepensador Francisco Ferrer Guardia, y que sirve como apertura e inspiración para esta película. En su ideario, totalmente revolucionario en su  momento, se recogen muchas de las ideas que siguen vigentes hoy en día en los modelos de escuela libre:

 

“Los niños y las niñas tendrán una insólita libertad, se realizarán ejercicios, juegos y esparcimientos al aire libre, se insistirá en el equilibrio con el entorno natural y con el medio, en la higiene personal y social, desaparecerán los exámenes y los premios y los castigos. Se hace especial atención al tema de la enseñanza de la higiene y al cuidado de la salud. Los alumnos visitarán centros de trabajo —las fábricas textiles de Sabadell, especialmente— y harán excursiones de exploración. Las redacciones y los comentarios de estas vivencias por parte de sus mismos protagonistas se convertirán en uno de los ejes del aprendizaje”.

 

Pocos años después de imaginar otro mundo posible, en 1909, Ferrer Guardia fue acusado de insurrección contra el orden gubernamental, condenado a muerte y ejecutado. Matar elefantes, ese otro ejemplo de total falta de educación...

 

Víctor Iriarte - Responsable del Programa Audiovisual de Tabakalera

  • Fecha: Domingo, 11 Octubre 2015
  • Horario: 18:00
  • Lugar: Cine - Sala 1
  • Acceso: Entrada
  • Precio: 3,5€ (2x1 para menores de 18 años)
Entradas
La Era Atómica:

Actividades