Blog Tabakalera
12-06-2018 11:47

Software libre, más allá de la tecnología

Pronto se cumplirán 20 años desde que Richard Stallman, el principal impulsor del software libre escribiera el libro “Software libre para una sociedad libre” (2002). La idea que mencionaba en ella era que había que crear software no propietarios, donde cualquiera pudiese consultarlos o modificarlos, sin pesados permisos y ofrecieran libertad de acondicionarlo a las necesidades de cada uno. Aquel libro, además de suponer una importante reflexión en el mundo de la programación informática, puso en marcha otro movimiento: la filosofía de la ética informática.

Desde que Stallman empezó a trabajar en aquel movimiento, el software libre se ha expandido por todo el mundo, pero lejos de plantearse como una moda pasajera, posee una larga evolución diacrónica que emerge hoy en día como solución para la sociedad de la información y del conocimiento. Sin ir más lejos, la biblioteca Ubik de Tabakalera apostó por el software libre desde el momento en el que se estaba pensando, tanto para su catálogo a través de Koha como en la base de datos de Makusi.

Son muchas las entidades que han podido constatar las ventajas pragmáticas que ofrece el software de código abierto para los proyectos y programas que están desarrollando. Aspectos como la viabilidad económica (los programas se pueden bajar y probar sin ningún costo adicional), tecnológica (tienen el soporte de una gran comunidad que ayuda a solucionar dudas y problemas) y de seguridad, son algunas de las ventajas que presenta este tipo de software.

Pero además de las mencionadas razones tecnológicas y económicas, el software libre alimenta ideas como la ética informática y la libertad de los usuarios en el mundo de la programación. Es ético, ya que ayuda a intercambiar conocimiento. Y es libre, porque la prioridad absoluta es la defensa de la libertad del usuario. El software libre, con su filosofía, es una de las pocas tecnologías que respeta y garantiza los derechos humanos.

Al mismo tiempo, el software libre define una manera de trabajar: su desarrollo se basa en proyectos colaborativos y compartidos. En muchos casos, las personas que sacan adelante esos proyectos son voluntarios y entre todos integran una comunidad. Todos ellos comparten una misma idea: desarrollar y difundir este tipo de software. El lugar de nacimiento de cada uno de ellos es indiferente, ya que todos se sitúan a un clic de distancia: se puede decir que posibilitan un trabajo colectivo sin distancia ni tiempo. El software libre se fundamenta en el concepto de comunidad y su objetivo es trabajar de forma conjunta y difundirlo a todo el mundo.

No pretende ocultar nada, al contrario, convierte en red el conocimiento compartido. Garantiza la libertad de aprender y enseñar, y trabaja y defiende las lenguas minoritarias. No establece ninguna frontera: se adapta a las realidades de cada lugar.

Se suele decir que cada generación tiene un filósofo. Visto todo lo anterior, quizás el pensador de la nuestra no sea un artista o un escritor, puede que sea un programador: Richard Stallman.

Para impulsar conocimiento y uso de software libre en Ubik, la biblioteca de creación organiza durante todo el año talleres sobre sus herramientas. En junio, concretamente bajo el título Trabajar en abierto, existe la oportunidad de iniciarse en algunos de estos programas libres.

Leire Mitxelena Erice, técnico de Ubik

 
Deja un comentario