Blog Tabakalera

YANNICK BELLON en la memoria

27-11-2019 08:42

YANNICK BELLON en la memoria

 

Finaliza la retrospectiva completa de Yannick Bellon (1924-2019), concluyendo así el repaso nada menos que a siete décadas de cine. No finaliza una retrospectiva más para la Filmoteca Vasca, ésta ha sido muy especial desde que comenzáramos en 2011 con Álex de la Iglesia, para continuar con Ana Díez, Víctor Erice, Juanma Bajo Ulloa, Daniel Calparsoro, Helena Taberna… Reconozcámoslo, a Bellon la conocíamos peor. Tal vez porque su carrera se desarrolló principalmente en Paris, tal vez porque incluso en el marco del cine francés ha quedado en una zona de injusta penumbra: ¿cómo explicar si no que el libro de Éric Le Roy (Yannick Bellon. La mirada de frente) que hemos publicado sea la primera monografía que ve la luz en el mundo sobre la directora de Biarritz?   

Hemos sentido que en muchos casos dábamos realmente a conocer el talento de una cineasta con mayúsculas. Nos hemos enamorado de su valentía narrativa, de su compromiso social, de su feminismo avant la lettre, del halo poético de cada una de sus ideas. Supimos gracias a Philippe Oyhamburu en la sesión inaugural que Yannick tuvo incluso un proyecto vasco en mente que finalmente no pudo llevarse a cabo. Nos contó Éric Le Roy que, ya muy enferma, cuando supo de la retrospectiva y del libro que se preparaba sobre ella en el País Vasco, sonrió dulcemente. Nos habría gustado mirarla de frente y darle las gracias por el coraje del que siempre echó mano para superar las enormes dificultades para hacer cine y para filmar desde sus más profundas convicciones sobre los más descarnados dolores. 

 

d_ou_vient_cet_air_lointain.jpg

D’où vient cet air lointain (2018)

 

 

 

Las tres películas que cierran este ciclo son:  Les Enfants du désordre (1989), un alegato sobre el arte como un medio para superar la marginación con una jovencísima y convincente Emmanuelle Béart;  L’Affût (1992), que plantea otro tema de actualidad sobre la ecología; y su último trabajo, D’où vient cet air lointain (2018), una íntima y poética autobiografía fílmica que cierra con voz propia una filmografía absolutamente memorable.

No nos vamos a olvidar de alguien como Yannick Bellon que hizo cine “por la necesidad de comunicar, de (esa fea expresión) ser amada, de amar mejor, de dar testimonio a veces, de existir.” 

No volveremos a pasear por Biarritz o Paris sin pensar en Yannick.

No volveremos a hablar de cineastas de esta tierra sin pronunciar alto y claro su nombre: Yannick Bellon. 

 
Joxean Fernández
Director de la FIlmoteca Vasca
Deja un comentario