19-02-2018 15:59

El reto de trabajar en Ubik

 

Podríamos decir que Ubik es un símil de la Torre de Babel, aun utilizando el mismo idioma hablado, todas y todos los que trabajamos aquí venimos de mundos dispares y contamos con trayectorias que no tienen nada que ver entre sí. El equipo lo componen, entre otros: artistas, catalogadoras/es, gestoras/es culturales, ingenieras/os, músicas/os, bibliotecarias/os, historiadoras/es del arte, educadoras/es...

Entendemos la diversidad como algo enriquecedor que nos hace crecer personal y profesionalmente, ya que los puntos de vista con los que miramos la realidad son muy variados. ¡Sin duda es lo que nos hace especiales!

En este escenario tan variopinto, estamos las y los mediadores, la cara visible de esta torre donostiarra en la que damos servicio. Somos el enlace entre el contenido y el usuario, es decir, los encargados de hacer la biblioteca lo más accesible posible a todo el mundo.

A lo que a nuestro trabajo respecta, como bien describe Zygmunt Bauman, vivimos en una sociedad en constante transformación y debemos ser líquido en ella, para seguir fluyendo a través de los cambios. Las y los mediadores somos agua: nos transformamos en función de las variaciones de nuestro entorno: si hace frío, pasamos al estado sólido; si hace calor, nos derretimos. En otras palabras, nos adaptamos a los cambios que se producen en nuestro trabajo, porque Ubik se encuentra en una fase beta permanente.

Por otro lado, el «muelle», un material maleable y ajustable, también es un elemento que describe bien parte de nuestros quehaceres. Uno de los principales retos que nos atañe es adecuarnos a las necesidades del usuario. Aunque algunos de nosotros hablemos hasta cuatro idiomas, nunca es suficiente para mantener una buena comunicación, ya que el planeta está lleno de gente muy dispar que entiende el mundo de formas inimaginables. Ya sea por su condición social, cultural o mental, utilizan un lenguaje muy distinto al nuestro.

En definitiva, en esta biblioteca a la que a veces denominamos pecera, debemos convivir diferentes tipos de peces. Por consiguiente, nuestro mayor desafío es tratar de adaptar nuestro lenguaje para así evitar malentendidos. ¡Y es que impulsar la convivencia es prioritario para el equipo!

 

Melodie Martín
Mediadora de Ubik

Leer más