Julian Schnabel - Summer - Pinturas y esculturas 1982 - 2007 | Tabakalera - Donostia / San Sebastián
27-07-2007 - 00:00

Julian Schnabel - Summer - Pinturas y esculturas 1982 - 2007

JULIAN SCHNABEL – SUMMER
28 de julio - 21 de octubre
Horario: 11:30 - 14:00 y 17:00 - 20:30 (lunes cerrado)

Visitas guiadas 12:00/18:00 (en euskera) y 13:00/19:00 (en castellano)

Grupos y visitas en inglés y francés: 677681547

Tabakalera, Centro Internacional de Cultura Contemporánea de Donostia - San Sebastián, presenta la exposición Summer (Verano) del polifacético artista Julian Schnabel (Brooklyn, Nueva York, 1951). La muestra, con más de sesenta pinturas de gran formato y esculturas, traza un recorrido desde los años ochenta hasta la fecha, ocupando la mayor parte de la planta baja del edificio.

El artista ha preparado la exposición en diálogo con el edificio, aún con los espacios originales prácticamente intactos de la antigua fábrica de Tabacos, que pronto será rehabilitada para convertirse en Centro Internacional de Cultura Contemporánea. Como destaca Max Hollein en el libro editado con motivo de la exposición, Julian Schnabel entiende que la instalación de sus obras en espacios concretos forma parte integral y cambiante de la significación final de su obra. La instalación respeta el espacio original consiguiendo que las obras habiten los espacios e interactúen con ellos. En esta ocasión, igual que anteriormente en el Cuartel del Carmen de Sevilla (1987) o recientemente en la instalación del Palazzo Venezia de Roma, el artista trabaja en un edificio singular, cargado de memoria y simbolismo para el público local. Las obras aguantan el desafío fundiéndose en el espacio, dotándolo de un nuevo significado y una nueva vida y al mismo tiempo preservando la identidad del edificio.

El título de la muestra, Summer, hace referencia a la forma de trabajo del artista, para quien la estación veraniega es la más prolífica de todas al permitirle trabajar en exteriores e introducir a la propia naturaleza en las pinturas que son alteradas por “manchas, lluvia, moho, decoloradas por el sol, accidentes, hinchadas por el viento, la naturaleza, al principio una interferencia que distrae y después ayuda”

La selección de obras, realizada por el propio artista a partir de la invitación de Tabakalera, reúne piezas de su colección así como de colecciones privadas europeas y americanas. Para establecer el discurso de la muestra dentro del edificio y mostrar las posibilidades expositivas del mismo, Schnabel ha incluido trabajos inéditos que ha conservado en su colección y que nunca han sido expuestos, así como obras recientes como la serie Flaubert’s Letters to his Mother o Surfer Painting, del 2006. También se podrán ver series de obras que jamás han sido expuestas juntas como Hat Full of Rain de 1996 o Treatise on Melancholia de 1989 y esculturas como Oliver Cromwell, Si Tacuisses o Esso Ess. Algunos de estos trabajos han sido realizados en San Sebastián, donde el artista trabaja por temporadas.

La exposición muestra la variedad de registros de su trabajo, concebidos siempre desde su visión de pintor -“Me considero un pintor, incluso cuando esculpo”-, su absoluta libertad a la hora de abordar distintos lenguajes – “Yo no tenía ningún concepto jerárquico acerca de qué imágenes y materiales podían o tenían que estar presentes en un cuadro. Y sigo sin tenerlo… En realidad, no existen cuadros abstractos, incluso aunque no aparezca en ellos ninguna figura. Un cuadro puede contener una imagen abstracta, pero eso no hace de él un cuadro abstracto. Los cuadros son funcionales.” así como su investigación continua con materiales, y formatos, que se refieren siempre a su concepción de la obra como realidad estética y física, ante el espectador.

El resultado de su trabajo, exuberante, enérgico y cambiante, es sin embargo una labor intelectual que le lleva a afirmar que “Pintar de manera visceral jamás ha sido una idea interesante o ha producido cuadros interesantes. No es posible escindir el instinto del intelecto. En este sentido, el neoexpresionismo no existe o, mejor, no ha existido jamás.”

Con motivo de la muestra se ha publicado un libro con Skira que recorre los últimos treinta años de la obra del artista, editado en castellano y euskera.

La exposición coincide con el Festival Internacional de Cine, del que Julian Schnabel es uno de los principales embajadores internacionales, uniendo de algún modo las dos facetas creativas más conocidas del artista, la pintura y el cine, actividad, esta última, en la que también tiene una reconocida trayectoria internacional.

Julian Schnabel ha realizado muestras individuales en la White Chapel Art Gallery de Londres, el Centre Georges Pompidou de París, en el Whitney Museum of American Art de Nueva York; el Stedelijk Museum de Ámsterdam, la Tate Gallery de Londres, o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, además de haber participado en dos ocasiones en la Bienal de Venecia (en 1980 y 1982). Summer se enmarca dentro de un proyecto de varias muestras, en el Palazzo Venezia en Roma, Rotonda de la Besana, Milán y en el Schloss Derneburg, además de exponer en el Museo Internacional de Arte de Beijin, en China. Este año además, ha obtenido la Palma de Oro al Mejor Director del Festival de Cine de Cannes por su película “La escafandra y la mariposa”.

"La materialidad de una obra de arte tan sólo es parte de un deseo, importante únicamente como una cualidad del ser, una sensación, un significado, un reconocimiento que describe el tiempo en que se ha realizado y es descrito por él: algo humano."