Historia | Tabakalera - Donostia / San Sebastián

Historia

 

El edificio de Tabakalera fue la fábrica de tabacos de Donostia durante 90 años (1913-2003). Era una fábrica estatal, construida en terrenos municipales, tras 25 años de complicadas obras. La fábrica de tabaco se edificó al estilo de las antiguas manufacturas y en torno a cuatro grandes patios. Es uno de los solares más grandes del área urbana de Donostia-San Sebastián. El edificio principal es un rectángulo de 113×75 metros.

Tabakalera conoció su época dorada en los años 20, al mecanizarse la producción de cigarrillos y cigarros. En 1925 trabajaban en ella más de mil personas, casi todas mujeres.

En la segunda mitad de los años sesenta, la fábrica vivió otra renovación tecnológica y alcanzó los 250 millones de cajetillas al año. En esa época dejó de producir los cigarros Farias para especializarse en cigarrillos: Celtas, primero, y Ducados y Davidoff a partir de los setenta.

Tras privatizarse la explotación de tabaco en España, la nueva empresa – Altadis – cerró ocho de sus fábricas, entre ellas la de San Sebastián, en 2003. Ante esta situación, el Ayuntamiento de San Sebastián, la Diputación de Gipuzkoa y el Gobierno vasco compraron el edificio para convertirlo en un centro internacional de cultura.

 

Renovación arquitectónica

Desde abril del 2011 hasta septiembre de 2015 el edificio de Tabakalera ha estado en obras. La rehabilitación se ha desarrollado de acuerdo al proyecto 3 en Raya de Jon y Naiara Montero que fue ganador del Concurso Internacional de Renovación Arquitectónica celebrado en 2008. El objetivo de dicha intervención ha sido adecuar la antigua fábrica de tabaco a las necesidades de un centro de cultura contemporánea. Los cambios más evidentes se han producido dentro del edificio. En gran medida, la fachada principal se ha mantenido como estaba, para así poder preservar el carácter del edificio.

Para convertir la antigua fábrica de tabacos en centro de cultura contemporánea, se ha abierto el edificio a la ciudad, eliminando verjas, muros circundantes… creando una calle interna de libre circulación. Se ha construido un prisma de vidrio para dar una mayor visibilidad al edificio y aportar un nuevo punto de vista de la ciudad. Los espacios del centro son híbridos y adaptables a gran diversidad de usos. Siguiendo este enlace, en Makusi, el archivo de Tabakalera, podrás ver, oír, leer diferentes perspectivas sobre el proceso de la renovación del edificio de Tabakalera.

El edificio cuenta con una superficie de 37.000 metros cuadrados divididos en cinco plantas y una nueva entrada principal. Junto a ésta se encuentra la Bodega, espacio que conserva las características originales del edificio y representa, de alguna manera, la memoria del mismo. Durante 2015-2016, este espacio acoge el proyecto Mañana goodbye - Grupo de mujeres que trabajan juntas, una instalación audiovisual compuesta por 12 capítulos que indaga el cambio de modelo productivo por el cual la antigua fábrica de Tabacalera se convirtió en el actual Centro Internacional de Cultura Contemporánea.