Escuela invitada: La universidad del cine (Buenos Aires) - Santa Teresa y otras historias - | Tabakalera - Donostia / San Sebastián

Santa Teresa y otras historias

Una película de Nelson Carlo de los Santos Arias

Santa Teresa y otras historias, Nelson Carlo de los Santos Arias

Santa Teresa y otras historias, Nelson Carlo de Los Santos Arias, México, 2015, 65’, DCP, VO:ESP

¿Cómo adaptar al cine una novela aparentemente imposible de adaptar al cine? Esto es una tentativa de convertir 2666 de Roberto Bolaño en una película libre.

En la ciudad de Santa Teresa, ubicada en la frontera entre México y Estados Unidos, el investigador Juan de Dios Martínez -mitad periodista, mitad detective- trata de conocer la verdad sobre una serie de asesinatos de mujeres. Lo que sigue, ya lo decíamos en el primer párrafo, es una película que entiende que el cine es un territorio de libertad total: si esta es una película sobre la frontera entre dos países, también lo es sobre romper los límites del cine, sus fronteras entre ficción y documental, las convenciones del relato y de las estructuras. Asistimos por lo tanto a una sucesión de historias que funcionan entre sí con conexiones a veces evidentes, a veces secretas, a veces sensibles, a veces sorprendentes. El cine como espacio plural, inclasificable y camaleónico, quizá la única manera de abordar ciertos retos, como el que se propone el director caribeño en su primera película.

Nacido en Santo Domingo y formado en Buenos Aires, Edimburgo y Los Ángeles, su propia experiencia vital parece dar cuenta de esa potencia narrativa plural, libertaria e inclasificable. Su segunda película, Cocote (2017), fue programada en la sección Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián después de ganar el premio de la sección Signs of Life del Festival de Locarno, por lo que el público de la ciudad sabe que estamos hablando de uno de los directores más arriesgados e interesantes del panorama internacional de autores.

Santa Teresa y otras historias ganó el premio Georges de Beauregard en el festival FID Marseille y después pasó por festivales como Toronto, Nueva York, Viennale o Mar del Plata, donde obtuvo el premio al Mejor Film Latinoamericano.