Blog Tabakalera
24-08-2017 12:52

Tiempo para el tránsito / Espacios de oportunidad para artistas

En primavera de este año invitamos a Itziar Okariz y Jon Mikel Euba a ser los iniciadores del programa de formación para artistas que llevábamos un tiempo queriendo poner en marcha en Tabakalera.

La idea era sencilla:  a partir del concepto del tránsito, posibilitar un espacio y un tiempo en el que un grupo de artistas, durante tres semanas, se viese afectado  por las dinámicas planteadas por Itziar y Jon Mikel. El tránsito entendido como un intervalo espacio temporal, con un punto de partida y otro de llegada, que generara una transformación.

Los/as participantes dispondrían, para ello, de los estudios de trabajo situados en el Espacio de creadores de Tabakalera, el mismo lugar en el que se desarrollaría el programa de formación.

talleres para artistasRecogiendo la invitación, Itziar y Jon Mikel realizaron su planteamiento: que los/as participantes aprendiesen desde los opuestos, desde lo que una y otro les proponían pero sin que ellos/as mismos/as supiesen lo que el/la otro/a les pedía. Itziar y Jon Mikel planteaban, en definitiva, un diálogo entre artistas para una reflexión en torno a los lenguajes plásticos como productores de signos y como herramienta de transformación de los mismos.

Y en julio llegaba el momento, comenzaba este primer programa de formación en Tabakalera, con un grupo de doce personas principalmente formado por dos perfiles artísticos: alumnos/as de la universidad, de primero o último de Bellas Artes; y artistas recién licenciados/as.

Todos/as ellos/as, eso sí, con el deseo común de avanzar en el desarrollo de su práctica, disponiendo para ello de un tiempo y un espacio que es, precisamente, lo que han encontrado.

Talleres para artistas

Tras tres semanas de verano e inmersión en la propuesta de Itziar y Jon Mikel, una vez concluida la formación, las artistas participantes han podido disponer de tres semanas más en el Espacio de creadores, para continuar desarrollando su práctica, afrontando un momento clave en el cierre de una estancia: enfrentarse en soledad al estudio.

Tras la consecución de este primer programa de formación, desde Tabakalera reiteramos algo que ya veníamos reivindicando desde hace tiempo: la necesidad de generar espacios de oportunidad para las artistas y el desarrollo de su práctica; la importancia del espacio y el tiempo, las paredes, el estudio como lugar de praxis, de reflexión, de creación y destrucción, de volver a empezar y de avanzar; y la necesidad, además, de proteger al grupo como lugar de contraste y de crítica, de encuentros y desencuentros.

 

Ane Rodríguez Armendariz
Directora cultural de Tabakalera

 

 
Deja un comentario